Flor de montaña

Como flor de la montaña te ocultaste.
Ni alpinistas adiestrados podían ver.
Tu belleza inmaculada exuberante.
Con tus pétalos abiertos por doquier.

Yo quisiera ser el cóndor de tu vida.
Y a las nubes yo poderme remontar.
Para verte entre picos de montanas.
En alturas imposible de escalar.

Tu belleza es tan grande y tan divina.
Ningún hombre te ha podido enamorar.
Por eso que he volado como un cóndor.
Porque quiero contigo platicar.


Yo quisiera ser el cóndor de tu vida.
Y a las nubes yo poderme remontar.
Para verte entre picos de montañas.
En alturas imposibles de escalar.