El árbol del recuerdo

Desde niño en un árbol jugueteamos.
Con su sombra nos cubríamos del sol.
De sus ramas muchas veces nos trepamos.
Disfrutando de su fruto y de su flor.

Sobre el tronco construimos la casita.
Como niños nos parecía una mansión.
Porque en esa edad inocente.
No existía tan siquiera tentación.

Con el paso de los anos maduramos.
Y yo un hombre y ella hecha una mujer.
En el tronco de aquel árbol nos miramos.
Recordando nuestros anos de niñez.

Su mirada ya no parecía inocente.
En mis ojos se veía la tentación.
Vi. su boca abriéndose lentamente.
Vi en sus labios principios de tentación.

No podía resistir aquel encuentro.
Ni tampoco controlar mi corazón.
Solo se que mis labios se acercaron.
Y en los de ella descargué todo mi amor.